EL ESTAFADOR #157: ESPIONAJE

27/02/2013

linea

linea

editostafa

Miedo. Desconfianza. Poder. Control. Putrefacción. Vivimos un momento felizmente asqueroso en el mundo de la política, la economía y la sociedad. Con millones de personas en paro y (por lo que se ve) una carrera con mucho futuro: EL ESPIONAJE. Por eso le hemos querido dedicar un número, porque es ya una práctica habitual entre los partidos políticos que tratan de recoger información podrida como quien recoge la basura donde quedan restos de corrupción en la comida. Desde los partidos políticos, a países completos espiando a otros (nada nuevo bajo el sol) con hordas de hackers chinos o estadounidenses robando todo lo robable, a compañías dedicadas exclusivamente a eso (léase Google o Facebook, por poner dos ejemplos), ser espía es una profesión con futuro. Si eres joven y parado, ahí te damos pistas (en fin). Para terminar esta editorial con olor a cerrado, recordaos que nosotros también os podemos espiar si os hacéis seguidores de EL ESTAFADOR en FACEBOOK (pulsa aquí). O en TWITTER (pulsa aquí).

Javispía

linea

JAB

linea

linea

Javirroyo

linea

linea

Javi Cejas

linea

Con secuencia

Un hombre espía a un hombre que espía a un hombre que espía a una mujer, quien a su vez espía al primer hombre. El primer hombre en cuestión, observa a todos los que considera enemigos. Y a sus amigos cercanos, por si acaso; a su familia, para atajar a tiempo cualquier cosa que no le convenga. Los espiaba a todos, al principio le daba un poco de reparo, luego decidió que era lo adecuado. Al final decidió que debía espiar a todos simplemente porque era su deber, lo lógico, lo esperable. Se cuidaba de todo, desconfiaba de todos, seguro de que a él también lo vigilarían. Así es el business, todos lo hacen, es lo normal, se decía. El único inconveniente del espionaje es su consecuencia: te vas a enterar, quieras o no, de eso que en realidad no quieres saber.

El día en que se enteró de que su mujer tenía una aventura con su cuñado mientras desfalcaba a su jefe, decidió que era suficiente, que no quería saber nada más de nadie. Desquiciado, metió la cabeza en el florero de boca ancha lleno de agua para ahogarse, cinco segundos sin poder respirar le convencieron de su estupidez, pero ya no pudo desatascar su cabeza. Y murió ahogado entre flores y cables de micrófono.

Belisa Bartra

linea

Francisco Peña

linea

Tyto Alba

linea

Peter Jojaio

linea

Bárbara Alca

linea

banner_publicidad

linea

Xavier Águeda

linea

Miguel Bustos

linea

Sistema de monos

¿Quién? ¿Pero cómo? Colabora, juega, delata. La ley está de nuestro lado: http://www.cadenaser.com/espana/articulo/ley-autoriza-ciudadanos-detener-le-sorprende-cometiendo-delito/csrcsrpor/20130225csrcsrnac_3/Tes

Con todas estas mierdas de élites políticas y su puta madre lo único que hacen es distraernos y hacernos perder el tiempo. Despistarnos para venir por detrás. ¿O acaso alguien se traga que alguien vaya a hacer algo? Hacen que se espían entre ellos para disimular cómo nos controlan. Sólo quieren fabricar ejércitos de ciudadanos que estén de su lado. Sectas ideológicas de barrio. “Alguien te espía, alguien te vigila. Ahora cualquiera puede ser un policía”. Ya lo cantaban Vómito hace 23 años: http://youtu.be/M7goZ8CT6b8

linea

linea

Tamayo

linea

Tyto Alba

linea

JAB

linea

Cinta Villalobos

linea

Espías

El nombre oficial, pomposo a más no poder, es “El ojo del millón de pupilas” pero los agentes más veteranos le llaman simplemente “La mosca”. La idea surgió hace miles de años y consistió en inventar una cosa llamada “religión”, capaz de asumir distintos discursos y formas, a la que se equipó de una cantidad ingente de predicadores con la verdadera misión de recopilar información. La información es poder, nadie lo ignora. Así, la pareja de extranjeros de camisa blanca e identificación colgada al pecho, hablan de los evangelios mientras analizan la dicción del sujeto al que interrogan, sus gustos, sus temores. El cura encerrado en el confesionario memoriza el pecado y el pecador por si en algún momento es de interés. Las mujeres de mediana edad y faldas hasta los tobillos van de casa en casa y no pierden detalle. El monje de cabeza rapada y túnica raída sabe quién es generoso y quién no, en qué casa hay problemas de pareja y en cuál se está tramando un crimen. El predicador barbudo se sube a la alto del minarete, llama a la oración y le toma el pulso a la ciudad, ha aprendido a distinguir los días en los que habrá problemas. Todo se basa en el intercambio: salvación y vida eterna a cambio de información. Vosotros rezáis, ellos toman nota.

Federico Montalbán

linea

linea

Can Kente

linea

Deseo

Aparecían en cualquier momento, paseando abrazados y sonrientes, ocupando con su libertad toda la acera, enmudeciéndonos para convertirnos durante aquellos largos segundos en mera figuración. Uno se detenía ante un escaparate y tiraba del otro, le señalaba algo y juntos reían. Los veíamos pasar en un descapotable que desconocíamos y que algunos sostenían que era prestado o algo peor. Atravesaban la calle principal conversando relajados,  sacando los codos por la ventanilla y fumando. Se besaban en la barra del bar. Se abrazaban tiernamente en el portal mientras uno de los dos abría la puerta. Gastaban mucho más de lo debido. Se pasaban la mano por la ropa y se hablaban al oído mientras hacían cola. Se quitaban restos de pan de las comisuras de los labios cuando almorzaban en un restaurante a la vista de todos. Nos miraban y saludaban abiertamente y nosotros agachábamos la cabeza. Se guiñaban y parecían guiñarnos a nosotros.
Y todos nosotros, que nos sentíamos fotografiados por aquel inesperado guiño, estábamos siempre allí, detrás de una red invisible, con la razón de nuestra parte, nuestro cónyuge, nuestras mentiras y ese miedo que se coló un día en casa para ponerse nuestra ropa. Deseábamos con todas nuestras fuerzas que desaparecieran, que se ocultaran de una vez. Hubiera sido maravilloso imaginarlos, soñar que los espiábamos.

Juanfran Molina

linea

Javirroyo

linea

banner-EL-ESTAFADOR-1

linea

banner_yes_fan

linea

BannerPepoPerez

linea

banner13millones

linea

linea

banner_conejo_op

linea

JAB

linea


linea

3 Comments

  1. […] Una tira cómica para El Estafador 157: Espionaje. […]

  2. […] En El Estafador. […]

  3. Bartolo dice:

    yo no digo nada por si hay espías…

Leave a Comment