EL ESTAFADOR #188: LITERATURA

11/12/2013

portada_xaviagueda_literatura-estafador

Xavier Águedaicon vacio EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon vacio1 EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANA 

linea

linea

editostafa

Como dicen que ya nadie lee no tengo que preocuparme mucho por lo que pueda decir aquí, es más, voy a soltar cualquier disparate, total, siempre fui la rarita esa que lee mucho y encima hasta escribe.

Literatura, bla, bla, bla… ríos de tinta han corrido desde que se inventó la imprenta, aunque en esas aguas no se mojan tantos como, quizá, debieran.

En esta época en la que todo parece ir a velocidades de vértigo, detenerse en la lectura de un libro parece impensable para algunas personas, mientras que para otras es un oasis en medio del caos actual. Los libros siempre han causado revuelo, provocado hogueras e incitado pasiones de toda índole. La última es la guerra fría entre los libros de papel y la literatura digital: hay quien aboga por conservar el romántico aroma de los libros y mantener el gesto —casi erótico— de deslizar un dedo por el papel impreso y, por otro lado, hay quien asume que lo único que importa es el contenido.

En este número queremos aportar nuestro punto de tinta: la literatura en El estafador.

Belisa Bartra

linea

Javirroyo

jrr_me-he-enamorado-de-una-bandera

Héctor Morejón 

HectorMorejon_EstafaDeUltimaHora_mandela

banner_elmeteorito1

linea

Javirroyo

jrr_mofarse-de-los-subditos

linea

linea EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDO

CABECERA BB EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDO

Belisa Bartraicon vacio EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDOicon facebook estafa EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDOicon vacio1 EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDOicon twitter estafa EL ESTAFADOR #174: EL OLVIDO

Vivir de las letras

Decidió que su escrito era inservible como lectura, así que cortó las hojas en trozos pequeñitos. Trinchó uno con el tenedor y se lo llevó a la boca; tras masticarlo, bebió un sorbo de agua y se dijo: «después de todo no está tan mal, de algún modo la literatura tiene que alimentar».

linea

ricken_cartelultracerdoestafador

linea

Javi Cejas

javicejas

linea

ACB-500x66

linea

Roberto Masso

robertomasso8

linea EL ESTAFADOR #186: MUNDOS PARALELOS

Sotoicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon vacio1 EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

soto_literatura4

linea EL ESTAFADOR #185: CLASE MEDIA

Miguel Bustosicon vacio EL ESTAFADOR #157: ESPIONAJEicon facebook estafa EL ESTAFADOR #157: ESPIONAJE

miguel_bustos_188_literatura_2

linea

Javier Vázquez 

javivazquez3

linea

Héctor Morejón 

HectorMorejon_LaLiteratura_sartre

linea EL ESTAFADOR #186: MUNDOS PARALELOS

Sotoicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon vacio1 EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

soto_literatura3

linea

Héctor Morejón 

HectorMorejon_LaLiteratura_Lolita

linea

Iñaki San Miguelicon vacio EL ESTAFADOR #182: LA FELICIDADicon facebook estafa EL ESTAFADOR #182: LA FELICIDADicon vacio1 EL ESTAFADOR #178: PAN Y CIRCOicon twitter estafa EL ESTAFADOR #178: PAN Y CIRCO

15.iñakisanmiguel_literatura

linea

Tamayoicon vacio EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANA

tamayo_literatura

linea

Javier Vázquez 

javivazquez2

linea

banner_sea_breve

linea

Pau Angladaicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS

LITERATURA_184_01_Pau_Anglada

linea

Miguel Bustosicon vacio EL ESTAFADOR #157: ESPIONAJEicon facebook estafa EL ESTAFADOR #157: ESPIONAJE

miguel_bustos_188_literatura_1

linea

Sistema de Monosicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon vacio1 EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

Sistema de Monos-La literatura

linea

banner_Sistema de Monos buscamos monos-Banner El Estafador

linea

Pau Angladaicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS

LITERATURA_184_02_Pau_Anglada

linea EL ESTAFADOR #186: MUNDOS PARALELOS

Sotoicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon vacio1 EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

soto_literatura2

linea

banner_publicidad

linea

Xavier Águedaicon vacio EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon vacio1 EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANA 

agueda-literatura

linea

Federico Montalbán

Hola, soy Fede, el que escribe “Situaciones cotidianas”. El tema de esta semana es la Literatura, lo que no me deja otro remedio que afrontarlo en primera persona. Debo decir también que en mi empeño de ser escritor, ustedes, que leen esto, son parte imprescindible. Existe cierto amor en esa relación que establecemos de vez en cuando, un amor anónimo y caduco, pero, qué demonios, amor al fin y al cabo. Decía Borges (en el prólogo a la primera edición de “Historia universal de la infamia”) que “los buenos lectores son cisnes aún más tenebrosos y singulares que los buenos autores”. Quisiera aprovechar la ocasión para hacer mi aportación, menos delicada como se verá, al bestiario de escritores y lectores. Ahí va.

La berrea es el periodo de celo del ciervo rojo y empieza a comienzos del otoño boreal (finales de septiembre). Los machos emiten tremendos sonidos guturales, quieren marcar territorio y montar hembras a diestro y siniestro. El imperativo genético les impulsa a pulverizar su ADN en todo útero fértil que hayen disponible. Pues bien, a pocos metros de mi casa, hay un zoo. Ciertamente expresiones como “otoño boreal” dan risa en Murcia, mi ciudad, pero berrear berrean los ciervos del zoo. Algunas noches, me tumbo en el sofá de la salita, abro la ventana y dejo que entre, con suerte, la brisa nocturna de octubre. A pocos metros de mi cómoda posición, los machos de ciervo rojo, estiran el cuello con sus poderosos músculos, y berrean. Por mi parte, leo, y cuando Artaud o Debord hacen de las suyas en una frase brillante o en un verso aterrador, berreo junto a los ciervos. El imperativo literario me dicta que marque mi territorio frente a otros posibles lectores, que lea todos los libros necesarios a diestro y siniestro, que pulverice mi mente, mi conciencia, entre todos los textos palpitantes que haya disponibles. Como autor podré ser un mindundi pero como lector soy el macho alfa.

linea

Javier Vázquez 

javivazquez1

linea

Carlos de Diego

El-estafador-188-Carlos-de-Diego-CORREGIDO

linea

linea

El Rey Rataicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

elreyrata_literatura3

linea

banner-EL-ESTAFADOR-1

linea

Héctor Morejón 

HectorMorejon_LaLiteratura_Frankenstein

linea EL ESTAFADOR #186: MUNDOS PARALELOS

Sotoicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon vacio1 EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

soto_literatura

linea

banner_yes_fan

linea

El Rey Rataicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS 

elreyrata_literatura2

linea

BannerPepoPerez

linea

banner13millones

linea

El Rey Rataicon vacio EL ESTAFADOR #172: TRAMPASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #172: TRAMPAS

elreyrata_literatura

linea

CABECERA PSICOCAMALEONES OK1 EL ESTAFADOR #173: DESPIDOS

Juanfran Molinaicon vacio EL ESTAFADOR #173: DESPIDOSicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

La taberna

Hoy he estado recordando en un café, junto a un viejo compañero de correrías juveniles y cómplice de primeras lecturas, “La taberna” de Émile Zola. Qué crudeza, qué forma tan dura y a la vez tan sensible y detallada de retratar los suburbios de París. Esa obra huele a orines, desesperación, alcohol, fracaso, sudor… La miseria, la insalubridad se sienten, se palpan; se percibe cómo van rodeando, estrangulando a los protagonistas sin remedio. Abandono, soledad, injusticia, violencia. Me imagino acodado en el mostrador de esas tabernas, callejeando hombro con hombro con los personajes, oliendo como ellos, dentro de sus ropas y sus lechos, introduciéndome por cualquier resquicio de esas vidas dominadas por la ruindad. Compartiendo esa pobreza, sobreviviendo cada día con la cabeza gacha y los zapatos rotos, sin ningún tipo de horizonte, dentro de un submundo asfixiante, cada vez más pequeño y cerrado.

Me despido y me uno a la ciudad nocturna a buen paso. Siempre paseo por las calles principales. De noche jamás me veréis atravesando una callejuela. Me encanta la iluminación de los comercios, el bullicio de las últimas compras. Sí es verdad que llevo mal lo del tráfico, pero es algo inevitable en esta sociedad tan decadente que nos ha tocado vivir. Por desgracia, esto no hay quien lo cambie. Me gusta atravesar las plazas mejor iluminadas. Observar a los transeúntes, tomar notas, imbuirme de espíritu urbano. Adoro a los artistas callejeros, los mimos, los músicos. Todos encierran una gran historia, son una inspiración sublime. A veces me detengo a admirar su actuación y les dejo unas monedas, incluso alguna vez un billete. Esta noche estoy tan lleno de luz que incluso me paro a escuchar bajo la nieve, con este frío, a un acordeonista. Su música me traslada a momentos imborrables de mi juventud, a páginas y más páginas de la mejor literatura decimonónica. Menudas construcciones novelescas. El músico lleva unos gruesos guantes, para mi sorpresa pasea torpemente los dedos por teclas y botones, y abre y cierra el acordeón de forma somnolienta y aburrida, con la mirada perdida. Unos minutos más tarde, con la ventisca arreciando y la cara húmeda por los copos que la golpean, adivino lo que pasa: la música está grabada, suena desde algún reproductor escondido en el sucio fardo junto al que descansa su perro. Odio los trucos, ¿no lo había dicho? Aprieto el billete de cinco que llevo en el bolsillo y aligero el paso. La verdad es que estoy congelado, casi no siento los pies.

linea

linea

Iñaki San Miguelicon vacio EL ESTAFADOR #182: LA FELICIDADicon facebook estafa EL ESTAFADOR #182: LA FELICIDADicon vacio1 EL ESTAFADOR #178: PAN Y CIRCOicon twitter estafa EL ESTAFADOR #178: PAN Y CIRCO

13.iñaki san miguel_literatura

linea

banner_conejo_op

linea

Hmérides, por Héctor Morejón 

HectorMorejon_188_Hmerides_Vietnam

linea

One Comment

  1. Bartolo dice:

    Aprovecho para saludar a mi familia que no me estará escuchando…

Leave a Comment