EL ESTAFADOR #171: CLASES DE RELIGIÓN

05/06/2013

portada_nomdenoia-clases-de-religion

Nomdenoiaicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS

linea

linea

editostafa

Menos mal que se pone otra vez de moda la Edad Media. Ya estábamos bastante aburridos de esta democracia contemporánea, en la que cada uno hacía lo que le daba la gana. Una sociedad individualista con gente que piensa de forma diferente es una sociedad abocada al fracaso, a su extinción. Necesitábamos mano dura y orden. Y ahí está, el gran Wert poniendo orden y eliminando esa asignatura, ¿como era…? Educación para la ciudadanía o algo así… Pero qué ciudadanos ni qué coño. Lo que necesitamos son consumidores, no ciudadanos… Y para consumir y votar a la derecha más medieval hay que creer. Tener fé ciega en la religión, en los mercados, en el crecimiento infinito. Y para eso necesitamos que los niños lo aprendan desde pequeños, para poder actuar sobre ellos cuando sean mayores. Para no dejar que se pierdan. Para orientarles y llevarles por el buen camino. Necesitamos una asignatura de religión con peso. Que cuente en la media al final. Necesitamos medievo. Esclavitud. Y ahí estamos. ¡Abajo el librepensamiento! ¡Viva la religión monolítica!

Excmo. Obispo Javirroyo

linea

fiesta1 fiesta2

linea

Javirroyo 

javirroyo_no-a-espana-no

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS 

Jojaio---ultima-hora---3

Javirroyo  

javirroyo_para-cuadrar-el-balance

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS 

Jojaio---ultima-hora---2

Javirroyo 

javirroyo_la-luz-al-final-del-tunel

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS 

Jojaio---ultima-hora---1

Javirroyo 

javirroyo_grafica-asesina

linea

linea

Javirroyo  

javirroyo_religion_es-un-sistema-mental

linea

Javi Cejas

javicejas_religion

linea

Xavier Águedaicon vacio EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon vacio1 EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #169: CLONACIÓN HUMANA

agueda-clases-de-religion

linea

Tyto Alba

tyto_alba_religion

linea

linea

Belisa Bartra

¿Quién tirará la primera piedra?

Religión.

(Del lat. relig?o, -?nis).

f. Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto.

Imposición.

(Del lat. imposit?o, -?nis).

f. Exigencia desmedida con que se trata de obligar a alguien.

 

Cuando parecía que la educación no podía hundirse más, llegaron las clases de religión, pero no de una interesante cultura religiosa que ampliara las frágiles e influenciables mentes del futuro de la patria, no, no… clases de la religión escogida a dedo por un señor con mucho poder que, obviamente, opina que todo el mundo debería creer aquello en lo que ni él mismo cree: una religión que no predica con el ejemplo.

Por sus frutos los conoceréis, pues sí, con un repasito rápido acabamos: desde las persecuciones y asesinatos entre los mismos cristianos (da gusto la confianza que se tienen entre ellos), cruzadas sanguinarias en nombre de dios (ese amor que van propagando por el mundo), matanzas a judíos o cualquiera que les oliera mal (esa tolerancia que los caracteriza), el horror de la inquisición española (¡confiesa lo que yo quiera!), la tristísima y sanguinaria conversión del continente americano (vamos a averiguar si estos salvajes pueden aprenderse un padrenuestro), pasando por las múltiples complicidades en dictaduras, chantajes, mentiras y crímenes, hasta la actualidad en la que se permiten las mismas barbaridades de la antigüedad pero con una moderna capa de pintura tecnológica. Porque eso sí, modernos son. Y amplios… habrase visto mayor abanico de atrocidades.

Parece que dos mil años de intolerancia, violaciones, discriminación, pederastia, machismo, tortura, castraciones, absolutismo y vejaciones de todo tipo no son suficientes. Ni Jesucristo era católico, es más, en caso de que hubiese existido y de que, además, fuese posible, él sería el primero en revolcarse en su tumba al ver lo que han hecho con sus palabras. Imponer una ideología o creencia como verdad absoluta es absolutamente siniestro. Venga de donde venga.

—Pero oye, tú tranquilo que con sangre la letra entra.

—¿Y si no?

—Reza.

—Ay, ya tengo ganas de ir a la escuela…

Sigo esperando a que alguno de nosotros tire la primera piedra.

linea

banner_sea_breve

linea

Bárbara Alca

barbara_religion

linea

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS 

Jojaio---Religion---1

linea

Soto

soto_clases_de_religion

linea

Javirroyo

javirroyo_religion_clase-de-religion-1

linea

Bernat Solsona

Bernat-Solsona_CLASESDERELIGION

linea

Can Kenteicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

cankente---clases-de-religion

linea

Carmen José 

carmenjose_clasesdereligion

linea

Javirroyo

javirroyo_to-be-or-not-to-be

linea

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS

 

Jojaio---Religion---2

linea

Javirroyo

javirroyo_religion-suicidio

linea

Sistema de Monos

Sistema-de-Monos-Clases-de-religion

linea

linea

Can Kenteicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

cankente---clases-de-religion-reverendo-de-educacion

linea

Cinta Villalobosicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

cinta_villalobos_ClasesReligion

linea

banner_publicidad

linea

Federico Montalbán

Clases de religión

La profesora de religión abrió la boca y comenzó a hablar con una voz que, si bien era la suya, parecía salir de algún sitio desconocido: En química y en física, el número de Avogadro es el número de entidades elementales (normalmente átomos o moléculas) que hay en 22,4 litros de un gas ideal en condiciones normales de presión y temperatura… Sorprendida, dejó de hablar. Cerró los ojos. No había entendido nada de lo que había dicho aunque sonaba hermoso. La chiquillada estaba desconcertada y guardaba igualmente silencio. La profesora de religión intentó retomar la explicación del milagro de los panes y los peces pero nada: Ley de la Gravitación Universal predice que la fuerza ejercida entre dos cuerpos de masas m1 y m2 separados una distancia r es proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia… La profesora de religión se disculpó ante sus alumnos y abandonó el aula.

Preocupada, consultó con el cura que habitualmente le daba la comunión y la confesaba. Se guardó para sí, en todo caso, la atracción que había sentido por esas extrañas palabras que habían salido de su boca. El confesor le recomendó rezar diez padres nuestros y dos o tres ave marías.

La profesora de religión cumplió la penitencia pero de nada sirvió. De hecho, las palabras que salieron de su boca al día siguiente, delante de una treintena de niños asombrados y divertidos, la llevaron ante el mismo Obispo, escandalizado porque alguien pudiera hacer citado a los Hermanos del Espíritu Libre en mitad de una clase de doctrina. Las palabras de la profesora de religión sobre la llegada del Reino con el consiguiente fin de la propiedad privada y el amor libre enfermaron a media Conferencia Episcopal.

La profesora de religión fue sometida a un examen minucioso y se le impuso un castigo severísimo. De la misma manera, fue amenazada de gravedad si la cosa se volvía a repetir.

Y se volvió a repetir. Esta vez no fue la ciencia, ni la política, fue la poesía de Lautréamont: ¡Oh, qué dulzura entonces arrancar brutalmente de su lecho a un niño que aún no tiene nada sobre su labio superior, y, con los ojos muy abiertos, hacer el simulacro de pasar suavemente la mano por la frente, inclinando hacia atrás sus hermosos cabellos! Después, súbitamente, en el momento en que menos lo espera, hundir las largas uñas en su tierno pecho, de manera que no muera, pues si muriera no podríamos contar más tarde con el aspecto de sus miserias. A continuación se le bebe la sangre lamiendo las heridas, y durante ese tiempo, que debería durar tanto como la eternidad, el niño llora. Nada hay tan bueno como su sangre…

En estos momentos, los ocho exorcistas recién fichados por Rouco Varela se dirigen al domicilio de la profesora de religión. La operación ha quedado bajo la supervisión del mismísimo Wert y de fondo suena “Tubular Bells”.

linea

linea

Miguel Bustosicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

miguel_bustos_171_religion_1

linea

Peter Jojaioicon vacio EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon facebook estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon vacio1 EL ESTAFADOR #168: MENTIRASicon twitter estafa EL ESTAFADOR #168: MENTIRAS

Jojaio---Religion---3

linea

Soto

soto_clases_de_religion_2

linea

Pedro Strukeljicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

PedroStrukelj_claseReligion_01_web

linea

Martín Tognolaicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

martin_aborto_baja

linea

Javirroyo 

javirroyo_religion_ola-k-ase-religion-o-k-ase

linea

Juanfran Molina

La profesora de religión

Recuerdo las clases de religión del colegio. Año tras año hubo de todo, desde maestros que se contagiaban de nuestros bostezos y mentían impunemente, pudiéndose oler a la legua lo poco que les importaba todo aquello, más allá de tratarse de un puesto de trabajo, hasta sacerdotes que venían de paisano para adaptarse mejor al medio y que mentían interesadamente, despidiendo un olor entre aséptico y agrio, un aroma a pasado insondable y confesionario vacío.

En medio de ambos tipos se situaba ella, con su carita de catequista. Sonreía con frecuencia, enarcaba las cejas y levantaba ocasionalmente las manos al cielo, elevando así un poco su sempiterna rebeca azul. Parecía inofensiva, casi pedagoga. Amaba los zapatos y el orden. Se ponía de puntillas y a veces daba saltitos, como si estuviese orinándose, para remachar alguna consigna. Te miraba a los ojos y atacaba tus dudas no expresadas parapetada tras una sonrisa hospitalaria. Te hacía sentir culpable para acto seguido ofrecerte silabeando la forma de redimirte. Entrelazaba tiernamente sus manos, aunque cuando se alteraba los dedos temblaban y parecían a punto de romperse unos a otros.

La cosa es que sus clases me interesaban. Cuando asistía los domingos a misa con mis padres apenas me enteraba de nada, y a veces incluso me dormía, pero su mensaje me llegaba mejor. Para mí la religión era, como toda tradición heredada y no elegida, un lejano sello de pertenencia, acaso un bondadoso decorado de cartón piedra pensado para rodear la frágil desnudez que nos acompaña hasta la muerte; un saloncito imaginario, aburrido, caldeado, con personas muy viejas sentadas aquí y allá susurrándote algo que no terminas de escuchar. Me gustaba la cadencia de las palabras manidas de mi profesora, que conformaban un largo cuento dulce y sin aristas; las frases hechas, que ofrecían soluciones inmediatas ante cualquier contingencia; el tono paciente y paternalista, y aquella intensificación instantánea cuando la enfadaban los periódicos, que la hacía enrojecer de ira y apretar los dientes con rechinar militante, consiguiendo que algunas palabras parecieran chispear.

Pero el cuento se intrincaba. Nos trataba como a niños pequeños. Nos infundía resignación. Toda la complejidad del mundo, el pesar que poco a poco iba acumulándose en nosotros conforme crecíamos, se diluían entre la levedad de sus labios de vendedora. Adoctrinaba sin recato, barría cualquier incertidumbre desde sus gafas doradas mediante razonamientos acartonados. Solo admitía la reflexión como el ejercicio autocomplaciente de girar alrededor de una única verdad con el fin abrazarse más a ella tras cada vuelta, cerrando fuertemente los ojos, percibiendo todo lo demás como sinónimo de soledad, incomprensión o intemperie. Realmente era espeluznante, más que lo que afirmaba, todo lo que negaba u obviaba. Todas las opiniones y parcelas de la vida que tachaba con tan rutinaria seguridad. Nos empujaba a pensar y sentir en una única dirección, y bordeaba cualquier obstáculo que la realidad le planteará culpando a los demás de otros males mayores y justificando lo injustificable con vanas excusas, ablandando para ello su firmeza habitual. Solo existía un camino, y la vida debía adaptarse a él, simple y llanamente. Reconocía vagamente los errores de su fe y pasaba el resto del tiempo machacando y detallando los de los demás. Criticaba ferozmente nuestro pequeño egoísmo mientras adoraba cobarde e indisimuladamente en los pasillos a los padres de alumnos más poderosos.

Pronto comencé a sentirme asqueado ante esa herramienta invisible de doble moral que subrepticiamente colocaban en mi mano. La clase era, cada vez más, un vacío ejercicio de falsedad e hipocresía, incapaz de ofrecer respuestas razonadas ni de formar mejores personas. No se nos ayudaba a reunir unos sólidos principios éticos desde lo que construir nuestra vida en la responsabilidad y la libertad. Solo había promesas, medias verdades, manipulación, insinuaciones, amenazas, chantajes emocionales, miedo. Un conjunto cuya misión final consistía en ser la arena que taponase nuestros oídos a otras opciones, que nos mantuviese inanes mirando el reloj el resto de nuestra existencia en espera del recreo. Se argumentaba y alentaba nuestro lugar gregario en el mundo, se achicaban nuestros horizontes. Se nos educaba, en fin, para aceptar sacrificios y encajar injusticias.

Cuando acabó aquel curso salí huyendo de la religión; experimenté un gran alivio y, durante un tiempo, viví en la ilusión de que jamás volvería a sentir esa sensación.

linea

banner-EL-ESTAFADOR-1

linea

Nomdenoiaicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon vacio1 EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon twitter estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

nomdenoia-clases-de-religion-2

linea

Miguel Bustosicon vacio EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICAicon facebook estafa EL ESTAFADOR #167: ESCUELA PÚBLICA

miguel_bustos_171_religion_2

linea

Javirroyo 

javirroyo_politicos-con-el-cerebro-vacio

linea

Soto

soto_clases_de_religion_3

linea

banner_yes_fan

linea

BannerPepoPerez

linea

banner13millones

linea

Javirroyo

javirroyo_marca-espana

linea

linea

banner_conejo_op

linea

Soto

soto_clases_de_religion_4

linea

3 Comments

  1. […] Molaría una educación laica, pero es verdad la mayoría de profesores de religión que he conocido se alejan del arquetipo de curilla pederasta, sobre todo los que empiezan ahora, suelen ser buena gente, honestos, amigables, a veces tan progresistas o más que los profes de sociales. El cómic de hoy es para El Estafador 171: Clases de Religión. […]

  2. Nuria dice:

    Este es una de vuestras publicaciones mas ácidas y divertidas que he disfrutado y resumen muy bien los acontecimientos diarios, gracias por el sentido del humor.

  3. nickenino dice:

    Uno de los mejores números del Estafador. Hurra y bravo.

Leave a Comment